Portada

¡YA HA LLEGADO EL VIERNES!

Como no podía faltar, os traigo un post muy muy útil.

¿Estáis cansadas/os de ver siempre ese cajón caótico de la cocina?.

Si cada vez que abres un cajón en tu cocina piensas: “ ¡QUÉ DESASTRE!.

Ha llegado el momento de cambiar eso.

En este post os enseño cómo conseguir de una manera rápida, fácil y económica un cajón donde reine el orden.

¿Estáis listas/os?

Estos eran mis cajones hace solo unas semanas. 

De-sas-tro-so

 

Para mí, tener el cajón así era todo un lastre.

Cada vez que lo abría me repetía a mí misma que había llegado el momento de buscar una solución funcional y hacer limpieza.

Y no me refiero a una limpieza de agua y jabón, sino a deshacerme de aquellos elementos que no son necesarios en mi cocina.

 

Os cuento cómo realicé el cambio para que os animéis y no dejéis pasar ni un solo día más.

 

Tomar medidas

Lo primero fue vaciar ambos cajones por completo.

El siguiente paso y esencial ,desechar aquellos elementos que hacía más de un año que no había utilizado ( un delantal viejo, una espumadera descosida, un paquete de té exótico que sabía fatal, etc).

Ya despejado, tomé las medidas: ANCHO x LARGO x ALTO

Es importante tener presente las medidas para saber qué recipientes y separadores serán aptos para nuestro cajón.

Hacer recuento

El siguiente paso fue contabilizar los botes, tarros, tupper que iba a necesitar en función de  lo que tuviera que almacenar.

Recuento: lentejas, arroz, macarrones, cereales, cola-cao, frutos secos, azúcar, sal, etc.

El cajón de los utensilios y textil fue pan comido. Os aseguro que después de hacer una limpieza a lo Marie Kondor, el cajón es una maravilla.

Organización de cajonesElegir los recipientes

Aquí me dejé asesorar por una amiga, su gusto por la cocina saludable y la decoración me fueron de gran utilidad.

Elegí un modelo de tupper de cristal, con los que poder conservar la comida y cocinar si fuera necesario, ya que son aptos para hornos y microondas.

Las tapas son de bambú, resistentes y estéticamente perfectas para darle ese toque especial.

Para el otro cajón, dos separadores de bambú fueron suficiente.

Una alfombrilla es perfecta para amortiguar los ruidos y proteger de golpes y arañazos.

Almacenar alimentos


Cajón de cocinaCada cosa en su lugar

¡Lo más divertido!

Meter cada cosa en su lugar.


Elena Camacho Zabala

Ahora estoy encantada con mis cajones.

Son funcionales, los alimentos están conservados de manera saludable y decorativamente hablando el conjunto es PERFECTO.

Ahhh y se me olvidaba, solo me he gastado 50 euros. Ahora estoy encantada con mis cajones.

Espero que te haya servido como empujoncito para llevar acabo el cambio en tu hogar.

Suscríbete a la Newsletter y recibirás cada semana un post que te hará la vida más fácil.

 

 

Deja un comentario

Error: ¡Por favor, comprueba tus entradas!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.